Añadir nuevo comentario

luis fernando tejada yepes 06/04/2019 07:12:35
Mi padre inicio un nuevo negocio exitoso a los 72 años y continua administrándolo de manera eficaz. No veo la razón de fijarle edad a las actividades laborales humanas. Siempre que se tenga salud tanto física como mental se puede emprender cualquier reto. El cuento de la edad tiene que ver más con la necesidad de retirar de la competencia a parte de la población para abrirle camino a los jóvenes que son los que más pueden poner problema a los políticos. En los países más desarrollados y ricos se ven por ejemplo cajeros de los supermecados ancianos debido que son más confiables que los jóvenes. Yo por ejemplo contraté a un joven recién salido de la universidad sin ninguna experiencia dejándome llevar por el cuento de que la juventud es más productiva. En cuestión de días el negocio empezó a decaer notablemente lo que me obligo a buscar un hombre que tenía 30 años de experiencia y bordeaba los 65 años. Rápidamente el negocio empezó a echar para adelante.